lunes, 3 de noviembre de 2014

Extremismos.


La historia de la humanidad nos muestra extremismos que permanecen luego en el recuerdo de los vivos por generaciones. Extremismos innecesarios para todos menos para las mentes enfermizas atacadas de soberbia y locura superior a lo comprensible. Los extremismos llevan sufrimiento a quienes tienen que padecerlos sin entender como un semejante puede generar tanto daño. Muchas veces confundidos con libertad de expresión. Los extremismos son reincidentes, casi inextinguibles y los seguiremos padeciendo. Salvo que eduquemos al soberano. Protesta por el resultado electoral en la Catedral Metropolitana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.