jueves, 6 de noviembre de 2014

El último lava los platos.


Aunque llegues último levanta la cabeza, saca pecho y mete a fondo. Hay quienes corremos lentos junto a quienes corren muy rápido. Aunque hay amigos que con 70 años corren la media maratón en 1 h 40`  o los 10 km los hacen en 40 minutos. Pero estamos los que no podemos mejorar los 6`el km y esto en general es una realidad: llegamos casi siempre con los últimos. Tranquiliza saber que somos muchos los lentos pero no resuelve nuestra espina. Ocurre que por formas y modos en que se ha transitado la vida o haber comenzado tarde a correr, la velocidad casi no puede mejorarse. Pero es importante saber que no se es campeón por los tiempos. Se es campeón por la actitud.  Los últimos solo son los ganadores más lentos. Y no tienen que lavar los platos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.