martes, 4 de noviembre de 2014

Un corazón que vale oro.


La alimentación saludable juega un papel clave en la prevención de eventos cardiovasculares. Comer frutas y verduras, frutos secos, eliminar el consumo de sal, no al azúcar salvo excepciones, comer menos alimentos procesados, agregar cereales integrales, incluir carnes blancas, un yogur diario en la dieta, comer un huevo por día, una cuchara de miel y  si tomamos alcohol que sea en forma moderada o mínima. Por supuesto moverse y no fumar completan el cuidado de esté campeón que nos mantiene en vida. Un amigo que merece ser tenido en cuenta porque es un incondicional que vale oro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.