jueves, 27 de noviembre de 2014

Amigos.


La vida nos cruza con personas a las que admiramos, queremos, valoramos, apreciamos, festejamos como si fuesen nuestros hijos o nuestros hermanos. Afecto infinito y sincero que le metemos a esta amistad que, a veces, se va diluyendo hasta que se extingue. Derroteros distintos en vidas distantes alarga la brecha, disminuye el contacto hasta que solo queda el recuerdo indeleble de este amigo. Hay amigos que se pierden. Nos queda el deseo de lo mejor para ellos y que seguiremos estando donde siempre para que cuando quieran o puedan regresen. En el día del amigo para los que no están y los que sí un fraternal abrazo y que brillen en cada nuevo tranco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.