sábado, 5 de abril de 2014

La soledad de los viejos...


Lo peor cuando te pones viejo es la soledad. Ya eres menos importante, no decides nada sobre los demás y es difícil que te reciclen para algún trabajo. En las parejas uno de los dos se va primero y te quedas solo o sola. Si sabes que estos derroteros ocurrirán, si prevés con tiempo estos acontecimientos, debes prepararte. Y para esto lo mejor es que tu soledad la lleves a caminar, a pedalear o si puedes a trotar. Trota al aire libre, corre por la vida que te queda...serás un campeón, te sentirás de maravilla y así, con tus nuevos amigos, estarás acompañado. Ellos irán contigo hasta la meta. Ellos irán contigo hasta que la última curva los separe. Nunca es tarde...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.