domingo, 6 de abril de 2014

La puntualidad.


La puntualidad es la madre del respeto. Las personas puntuales son muy particulares . No solo son puntuales, casi siempre llegarán antes a la cita, cuando nada ni nadie se ve ni se encuentra. Y aunque lo saben se sorprenden. No pueden creer que la hora del encuentro no se cumpla. Puntualidad es sinónimo de respeto, de buenos modales, de firmeza de carácter, de personalidad con lógica y centrada, de manejo racional de los medidores del tiempo, de consideración, de buena educación. En definitiva una condición  casi siempre no correspondida ni dimensionada por quienes no lo son. Ahora mete la mejor predisposición y la próxima llega puntual. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.