jueves, 6 de febrero de 2014

Los aderezos.



Los aderezos en las comidas son innecesarios en la mayoría de las ocasiones. Prefiere el gusto de origen de cada alimento. No los disfraces con azúcares, sales, o dulces que enmascaren su sabor. No solo los distorsionan sino que además no aportan nada en tu nutrición equilibrada y hasta son perjudiciales. Tampoco sustituyas. Intenta modificar estos hábitos y recuperar sabores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.