jueves, 13 de febrero de 2014

Domina los hábitos.


Puede ser que te sientas bien contigo y con lo que haces. Pero si no estás conforme con tu vida, con tu peso, con la salud, con el cigarrillo, con la alimentación, debes pensar en cambiar. Para cambiar debes aprender a dominar los hábitos. Generar hábitos saludables no es fácil. Pero si te lo propones tampoco es imposible. Se trata de voluntad y persistencia. Hay que “desinstalar” los hábitos perniciosos e “instalar” los saludables. Y esto, debes saberlo, requiere esfuerzo y paciencia pero tiene un podio: un camino saludable y un mejor horizonte cada mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.