lunes, 30 de junio de 2014

Cuando nos cruzamos en la competencia...

Cuando nos cruzamos en la competencia te admiré. Te vi respirar por donde podías, te caía el sudor refrescando tu andar, tu gesto me decía que estabas poniendo todo lo que podías para ir un segundo más ligero, ibas cerquita del amigo que esperabas pasar para ganarle por nada y después abrazarlo como campeón que es el, como lo eres tú y son todos. Grandes en el esfuerzo, en la determinación, te he escuchado alentando al desconocido que se quedaba. Aunque fueras a fondo no te has olvidado de decir una palabra de aliento donde hizo falta. Eres una maravilla ... cuando te crucé me he dado cuenta que tu gesto y tu sudor son la expresión de un campeón, de una campeona que llegaron primeros: se ganaron a si mismos e hicieron podio aunque no se subieran a ninguno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.