viernes, 13 de junio de 2014

Tu camino...


Tú camino tendrá un final. Cuando esto ocurra no te llevarás nada de lo que tienes. Tu mochila irá vacía porque nada de lo que acaparas te servirá. Ni tu ropa, ni tu dinero, ni tus propiedades…Disfruta de la vida juntando salud y que ella te permita caminar los días, respirar hondo, sentir placer cuidando la naturaleza, abrazar los afectos, repartir cariño, dar ejemplo…porque estas actitudes no ocupan lugar, puedes llevarlas y  quedarán luego dando vueltas por aquí para que le sirvan a todos en el tranco de sus propias vidas. Dios quiere las manos limpias. No llenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.