lunes, 9 de junio de 2014

El perdon.


El perdón es un acto de vida complicado. Es muy difícil pasar por alto y cesar una falta, sea de familiares, amigos, pareja… Solo si al que lo da le sirve, como contención o alivio, puede tener sentido. Esté vivo o no el perdonado, se haya enterado o lo ignore. No es fácil sentir como si nada hubiere pasado cuestiones que han hecho daño y provocado dolor. Lo mejor es que el tiempo borre el episodio y los caminos que se han bifurcado desemboquen donde el destino quiera. El perdón no alcanza con declamarse. Se instala solo y en el tiempo. O nunca. O se olvida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.