domingo, 19 de enero de 2014

Mira con las orejas...


Cuando corras por ruta debes ir por tu izquierda y bajar a la banquina tanto cuando veas un automóvil de frente como cuando escuchas uno que viene detrás tuyo. Los de frente debes bajar con tiempo, por lo menos 500 metros antes, para que el automovilista sepa que harás. Los de atrás te bajas cuando los escuches. Debes mirar con tus orejas. Es muy común que dos automóviles se rebasen justo en tú línea y te pasan a más de 100 kilómetros por hora a tan solo 10 centímetros. Se te caen los pantalones amigo. No cuesta nada bajarse y conservarás tu vida. Estos apurados de la vida no te respetarán nunca porque no solo vivimos a velocidades distintas sino que tenemos destinos diferentes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.