viernes, 24 de enero de 2014

El lactato puede ser un amigo.


Cuando realizamos actividad física moderada a intensa, en el ciclo de producción de energía (ATP) aumenta el ácido láctico o lactato, el que a su vez el cuerpo lo reutiliza por medio de las mitocondrias como fuente de energía. Los atletas entrenados aumentan su cantidad de mitocondrias y la capacidad de utilizar más y mejor el lactato. Ahora, cuando se produce el lactato también se producen iones hidrógeno que si son excesivos disminuyen el pH de los músculos causando los problemas de "quema", contracciones musculares y calambres. Si entrenas tu cuerpo con fondos cada vez más largos se adaptará en parte aprovechandolo. El lactato puede ser tu amigo.

2 comentarios:

  1. gracias juanca siempre dando catedra en el deporte y formandonos.Saludos genio

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.