miércoles, 8 de octubre de 2014

Larga vida...vida sana.


Los buenos hábitos son los que nos permiten vivir sanos e independientes. Especialmente cuando los años empujan el almanaque irremediablemente hacia el final. En los últimos años de vida las afecciones óseas, los problemas circulatorios, la hipertensión y la diabetes están en el podio. En general se pueden evitar con una alimentación correcta, consumo adecuado de agua y actividad física. Comer más frutas y verduras, eliminar la sal, los azúcares en todas sus versiones atractivas, eliminar las grasas y alimentos exóticos es el camino. Tomar dos litros de agua por día es básico. Caminar 60 minutos por día es la mínima actividad para estar saludable. No fumar y beber alcohol con moderación. Larga vida, vida sana. Debes recordar que cuando te arrepientes es tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.