jueves, 9 de octubre de 2014

Desilusión.


Hay veces que te desilusionan.No responden a tu afecto y respeto. La situación permite que despiertes y  que no haya segunda sorpresa porque, con una vez que te fallen, debería alcanzar. Si tienes en tu más alta estima esa persona pero no ha respondido, se creyó más lista y te ha tomado desprevenido o distraida en tu inocencia, verás que no vuelva a ocurrir. Que no ocurra más verte desorientado por una situación así. Sus necesidades y horizonte ya no será el tuyo. Pisa el episodio y toma el camino de la derecha. Eleva una plegaria, si puedes, para que quien te ha desilusionado también tome algún día el de la derecha. Solo por ese camino podrían volver a encontrarse. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.