lunes, 15 de septiembre de 2014

Mueve la modorra en sentido solidario.



El pequeño empeño solidario mueve bienestar en doble sentido: al que recibe y al que da. Ayudar a alguien que lo precisa es un privilegio. Si lo dudas prueba y verás que efecto elevador en tus pensamientos, en tus sentimientos y en tu vivir genera esta pequeña ayuda. Tu poco es mucho siempre. Aunque tu cerebro no procese adecuadamente el poco debes saber que el que precisa lo recibirá con los brazos abiertos. Para ellos tu ayuda es importante. Sus dimensiones son distintas a las que tenemos los que somos más afortunados. Tu poco no solo material. Puede ser afecto. Un abrazo, una sonrisa. un compartir la pena o la alegría, la mano tendida con franqueza, el aliento solidario....Vamos hoy por cualquier poco. Veras que es mucho. Para ti también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.