jueves, 25 de septiembre de 2014

Come crudo.


Los alimentos crudos tienen múltiples benéficos para la salud. Favorecen la digestión y disminuyen los gases e hinchazones abdominales, mejoran el equilibrio en los microorganismos intestinales que ayudan a la absorción de los nutrientes, no pierden vitaminas y minerales como en la cocción y generan sensación de saciedad. Tampoco pierden los antioxidantes que son indispensables para retardar el envejecimiento de las células. Tienen mejor relación sodio/potasio, controlan mejor la glucemia, mejoran el tránsito intestinal y generan un medio alcalino, fundamental en la prevención del cáncer. Comer ensaladas, frutas, frutos secos y desecados es un gran paso orientado hacia hábitos de alimentación saludable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.