viernes, 8 de agosto de 2014

Prevención del cáncer.


La practica de ejercicios físicos, mantener un peso normal y tener hábitos de alimentación saludables pueden reducir y hasta eliminar el riesgo de padecer cáncer. Entre los cuidados a tener deberá prestarse mucha atención en los siguientes: evitar la obesidad desde edades tempranas, disminuir la grasa animal en la dieta, disminuir la ingestión de carnes rojas,  incrementar la ingestión de verduras y frutas crudas, frutos secos y los cereales poco refinados. Realizar ejercicio físico de forma sistemática, consumir vegetales de colores verdes y rojos,  evitar el consumo de bebidas alcohólicas, eliminar el azúcar, la sal y dejar de fumar. Las células cancerosas se desarrollan en un medio ácido solamente. Una buena alimentación y el movimiento alcalinizan la sangre y la oxigenan impidiendo su desarrollo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.