domingo, 17 de agosto de 2014

A moverse.


A moverse, a sacudir la modorra. Es el mejor remedio para tener una salud razonable. El movimiento es el primer paso para tratar casi todas las patologías que distorsionan el funcionamiento del cuerpo humano. Y cuando los años pasan más importante es el movimiento. La actividad física no depende de la edad. Siempre se puede iniciar y mantener en el tiempo. Hay que orientar los hábitos en otro sentido. Aumenta la expectativa de vida y reduce las probabilidades de tener enfermedades de todo tipo. Mejora la autoestima y la consideración de nuestra persona. Ahora a moverse y todo brillará en tu horizonte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.