viernes, 23 de mayo de 2014

La meta.


La meta en las carreras es un instante muy particular, individual y cargado de emotividad para los corredores. Es complejo explicar como puede cada uno estar tan feliz por su cruce más allá de los resultados comparativos. Es admirar la posibilidad que tenemos de realizar este gran esfuerzo y la alegría inmensa de llegar. Es la maravillosa sensación de participar con cientos y miles de amigos. Es una carrera contra nosotros mismos y la meta es afirmar la posibilidad de lograrlo. Es abrazarse con todos, repartir y recibir afecto…quizá el afecto más sincero que pueda imaginarse. Un podio fantástico en la tarima plana de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.