viernes, 14 de marzo de 2014

Reir.


Debemos tratar de reír. Aunque no sea en público, aunque nos parezca no tener suficiente motivo. Podemos reír por una ocurrencia, por un texto, por la pregunta rara de un amigo, por el comentario ingenioso, por nuestras propias actitudes...Reír trae ventajas, especialmente a todo el sistema nervioso y en lo físico al abdomen donde mas repercute el gesto y la actitud. Cinco minutos de risa no reducirán cinco centímetros de cintura pero pueden hacerte feliz todo el resto del día. La risa y el llanto son mecanismos curiosos ... pero muy saludables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.