miércoles, 5 de marzo de 2014

Hermanos.


Solo en la adversidad conocerás a tus hermanos.En la adversidad o en el divisorio de la herencia. Vale refrescar. Muchas veces la vida nos pone en la encrucijada en la que los hermanos de sangre no se relacionan como corresponde por distintos motivos, especialmente materiales. Esto lleva a litigios y separaciones innecesarias y dolorosas. A situaciones que luego no tienen remedio ni vuelta atrás. Sin embargo en los caminos de la vida nos encontramos con cientos de hermanos de corazón y sentimiento que con sinceridad, cariño y afecto nos acompañan en este viaje por el universo. Hermanos y hermanas que valen oro. Porque no hay nada más valioso que un corazón enorme y lleno de afecto que nos une.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.