jueves, 5 de abril de 2018

Quietud y pereza.

La falta de movimiento de las personas es pandemia mundial. Los avances industriales y tecnológicos, la facilidad del acceso a alimentos procesados, el desarrollo automotor, las exigencias laborales y el progreso en general, han provocado la quietud del ser humano y ella, en parte, su deterioro físico. Cada día mayor peso, cada kilo de aumento de peso mayor inmovilidad. Millones de personas morirán en el próximo año por enfermedades no contagiosas derivadas inicialmente de la falta de movimiento, por la incapacidad de moverse de manera mínima y a la negación de subirse a la calesita de los hábitos saludables. Sacudir la modorra, aunque cueste, significaría una mejora inmensa en la salud del que se mueve. El movimiento es magia y salud. La pereza deterioro. Los gobiernos, los profesionales de la medicina y todos debemos hacer un esfuerzo para corregir en lo que se pueda esta perniciosa inmovilidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.