viernes, 21 de junio de 2013

El progreso.


El progreso es fantástico. Para quienes escuchamos de nuestros abuelos su admiración por la telegrafía sin hilos, los que conocimos recién a los quince años  la televisión blanco y negro, nos admiramos del aire acondicionado, la Audi 5 de Olivetti una precursora de las primeras computadoras…Nos asombraron las primeras impresoras que aturdían, nos confundimos entre lo que era un correo electrónico y una pagina web y no existían buscadores. Luego nos deslumbramos con el face, con el twiter, con las posibilidades de los blogs, los aumentos de velocidad en los proveedores de Internet y el mundo que se abre con la posibilidad de  archivar en Drive o en las nubes  o como el otro avance fantástico de los celulares que revolucionaron las comunicaciones en los últimos quince años. Un amigo dijo que “el progreso es deterioro” porque genera estres y una vida demasiado loca…sin embargo yo creo que el progreso para quienes lo estamos viendo crecer de pequeños nos deja maravillados y ansiosos para saber como va a seguir evolucionando. Debemos ser amigables con el, acompañarlo en su evolución y que nos siga sorprendiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.