jueves, 6 de junio de 2013

Correr en ayunas.


Cuando sales a trotar temprano  puedes correr en ayunas si tienes experiencia o lo haces con cuidado y criterio. Preferible habiendo desayunado liviano. En ayunas lo suelen hacer quienes necesitan bajar de peso. Para este caso las reservas de glucógeno están muy bajas por la noche sin ingesta. El cuerpo necesita encontrar fuentes de energía de cualquier lado y al haber poco  glucógeno disponible recurre a las grasas. Algo ayuda a la baja de peso. Sin embargo si este no es el propósito puedes desayunar ligero antes de salir, un café con poquito de leche, un yogur, una cuchara de miel, tres cucharas de avena más una de semillas de chia, un jugo de naranja y tres galletas de agua. Estarás liviano para correr sin molestias si no es un entrenamiento muy exigente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.