sábado, 24 de marzo de 2018

Reparación histórica...

Ya no espero nada de nadie. Ya no espero nada de nada. Es inevitable. No les alcanzó con robarme 42 años de aportes. El verso de la reparación histórica me sacudió muy fuerte porque esperaba justicia. Pero no me rindo ni me voy a arrodillar ante estos mentirosos. Estoy sano, estoy vivo. El lunes me busco un trabajo. Les voy a dar con el ejemplo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.