martes, 14 de abril de 2015

El afecto de Miguel.


A tanto afecto que recibimos de tantas amigas y amigos, muchos desconocidos y otros cientos conocidos, venimos con Miguel a agradecerles con emoción. Sabemos que para muchos es importante vernos correr por tantos lindos motivos, pero el privilegio es nuestro de sentirnos parte de este abrazo tan cariñoso que todos nos brindan. Sirve porque el afecto, el abrazo solidario, el sentimiento fraterno lo podemos extender a quienes más lo precisan aún cerrando los ojos, aún en la oscuridad de la curva. Son gestos maravillosos para todos, ejemplares. Para que, los que vamos distraídos y apurados por la vida, hagamos un pequeño paréntesis, miremos al costado y nos demos cuenta que no cuesta nada, que no es una cuestión económica el ser solidario. Que estas actitudes siempre ayudan, al que la brinda y al que la recibe. Miguel tiene un corazón de oro y un sentimiento maravilloso. El se emociona de manera muy fuerte cuando sabe que estamos frente a quien necesita este afecto. Y si el puede nosotros también podríamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.