miércoles, 6 de noviembre de 2019

Cáncer y alimentación.

Modifica tu dieta. Menos carnes rojas, harinas, lácteos, azúcar, sal, alcohol, procesados y enlatados, y comienza a ingerir frutas, verduras crudas e incluye alimentos naturales. Debe tenerse en cuenta la importancia de los buenos hábitos alimenticios y que ellos produzcan un medio alcalino. Otto Warburg, premio Nóbel en 1931, consideró que el cáncer puede evitarse con hábitos de alimentación saludable y movimiento. El movimiento oxigena las células y a las células cancerosas les cuesta progresar. Hoy es un buen día para comenzar a comer en el sentido correcto y moverse. Nunca es tarde. Cuando te arrepientes puede ser tarde.

La imagen puede contener: comida

No hay comentarios:

Publicar un comentario