miércoles, 23 de mayo de 2018

Los padres debemos ser ejemplo.

En nuestro camino por la vida, más centrados o más excéntricos, siempre debemos tratar de estar un paso delante de los hijos. Para bien. Así en la formación de la familia y en el crecimiento de los hijos. Pero cuando ya hayamos quedado solos, debemos seguir siendo ejemplo. Ejemplo en lo que hacemos, ejemplo de autonomía, ejemplo en saber cuidar nuestra salud, ejemplo de actividades útiles para nosotros mismos o solidarias. Debemos desafiar el paso de los años con actividades que contagien. Debemos intentar rebobinar años y sentirnos bien, hacer lo que nos da la gana, contagiar a propios y extraños y…seguir dando ejemplo. Hasta donde se pueda en este camino que es finito. O hasta que la última curva, que de viejos no podamos doblar, nos separe. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.