lunes, 5 de junio de 2017

La maratón más lenta de la historia...

Shizo Kanakuri fue el representante de Japón en los Juegos Olímpicos de Estocolmo en 1912, favorito para la maratón. La competencia se desarrolló en condiciones de temperaturas muy altas (falleció un atleta durante el desarrollo). Largaron 69 corredores, de los que llegaron solamente 35. El ganador de esta accidentada maratón fue Kenneth McArthur, un policía sudafricano de 30 años que completó el recorrido en 2:36:54. Cuando los organizadores contabilizaron los abandonos y los arribados faltaba un competidor. El competidor era Shizo, de quien nadie supo nada de él hasta 1962 en que un periodista sueco lo encontró en Japón y dilucidó lo que había ocurrido. Shizo, agotado, recibió ayuda de los pobladores de Tureberg, en el km 30, quienes le alcanzaron refrescos, y sin embargo no pudo seguir. Avergonzado de tal situación volvió a escondidas a Japón. Cuando fue encontrado por este periodista sueco en su ciudad natal de Tamana, la televisión sueca lo invitó a terminar su recorrido. Shizo accedió y en 1967 con 76 años completó tal evento en 54 años, 8 meses, 6 días, 8 horas, 32 minutos y 20 segundos, logrando la increíble marca de mayor tiempo recorrido en una maratón. Corolario: nunca abandones, nunca te rindas, nunca te avergüences. Y si ocurriera vuelve algún día y la terminas. Shizo falleció en 1984 a los 93 años de edad. Se fue en paz con su pendiente. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.