martes, 17 de enero de 2017

Expectativas.

Expectativas.
No deberíamos tener expectativas que nos colocan donde el resto no lo considera. Aunque sean valederas. Hay momentos y circunstancias que causan una decepción y tristeza enorme. Pero es quizá una super valoración nuestra. Se corrige bajando el perfil a un nivel acorde al momento y recordando que nuestras actitudes ante la vida, ante nuestros semejantes, si han sido ejemplares, en todo caso no son valoradas. Este dolor pasa dejando de hacer las cosas que se pensaba estaban bien, y dejando de estar con quienes creía que se hacía el bien. Volviendo a cierta soledad y anonimato personalísimo puede ser el camino que nos hará sentir bien y en paz. Si tu andar fue incómodo, a ponerse los zapatos viejos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.