miércoles, 14 de diciembre de 2016

Medio ambiente.

El acuerdo de París para evitar mayores deterioros en el cambio climático, que entró en vigencia el 4 de noviembre, ha sido presentado como un triunfo espectacular de los países del planeta y sin embargo es una declaración y un compromiso ambiguo a un futuro lejano y vergonzoso. Este acuerdo reemplazará al de Kioto recién en 2020. El compromiso de reducción de emisiones será a partir de 2023. Las "precisiones" son "lo antes posible", "rápidamente", "seguir esforzándose" ... todas vaguedades a futuro. Solo cuando los chinos, los EEUU y la Unión Europea se quemen el traste les interesará el futuro. Reemplazar el carbón y renegar del negocio del petroleo y vinculados no está en la consideración inmediata de nadie. Cuidar el medio ambiente sigue siendo un sueño. La realidad muestra que el otro medio ya lo perdimos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.