sábado, 18 de mayo de 2013

Balances energéticos.



El cuerpo utiliza como fuente de energía en primer lugar los hidratos de carbono (glucógeno). A continuación recurre a las reservas de grasa y en todo caso y en menor medida a las proteínas que puede utilizar entre un 2 a un 5 % para situaciones críticas. No es posible fragmentar los consumos energéticos. Van ocurriendo en simultáneo. No se debe preocupar de perder músculo porque antes ocurren los otros procesos por largo rato. El cuerpo en un organismo que almacena y gasta energía. La almacena cuando comes y la gasta en el metabolismo basal (gastos indispensables para estar vivo y funcionamiento de órganos, en estado quieto) y en gasto por actividad física. El balance es lo importante: si se gasta más de lo que se consume se disminuye de peso, ergo, se perderá grasa en primer lugar. Si se gasta menos que lo que se consume se ganará peso, preferentemente grasa. Entre estos dos extremos se tienen todas las variables y combinaciones. Para perder grasa y ganar músculo se tiene que comer sano y limpio, cardio para perder grasa y rutinas de fuerza para ganar músculo. La genética ayuda. Proceso continuo, lento, progresivo, de necesaria prueba y error a medida que ocurre, hasta que cada uno, cada individualidad va encontrando a través de la observación y la autocrítica su propio camino. El cuerpo es una unidad psicofísica compleja y admirable. Cuídalo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.