lunes, 18 de mayo de 2020

Cáncer, coronavirus y esperanza.

Hace menos de un mes fui operado de un cáncer de pulmón. Los médicos han resuelto un gran problema pero tengo medio pulmón izquierdo menos. Mi querido cirujano ha dicho que me cuide que voy a volver a correr. Y aunque sueñe que sea posible lo dudo. Este dilema lo cruzo en medio del coronavirus que nos tiene a todos encerrados. Camino, estoy caminando cada vez más, en casa. Empecé con poco y ya voy casi una hora y media por día. Fue una gran operación y todavía tengo dolores importantes pero van pasando. Estas caminatas me hacen soñar. No se si podré correr pero ya se que podré caminar. Y tengo un sueño que es fantástico y voy a estar recuperado para entonces. Vengo a decirles estas cosas no por mí sino por ustedes. Que en esta encerrona que nos afecta tanto, preparen en cada pensamiento un sueño, un propósito que los entusiasme. Día y noche piensen y pulan un proyecto y todo irá mejor. De correr, de caminar, de un viaje en bici, de cualquier aventura que los ventile. Ya falta poco y volveremos a darnos un abrazo en algún kilómetro de la ruta. 

La imagen puede contener: exterior, texto que dice "Nunca pierdas la esperanza porque a veces es lo único que te queda. Juanca."

No hay comentarios:

Publicar un comentario