lunes, 16 de octubre de 2017

Cuando los años te corran...

Debes orar que se te conceda una mente sana en un cuerpo sano.
Pide un alma fuerte que carezca de miedo a la muerte,
Que considere el espacio de vida restante entre los regalos de la naturaleza.
Que pueda soportar cualquier clase de esfuerzos,
Que no sepa de ira, que esté libre de deseos,
y que sepa que la virtud es la única senda para una vida tranquila.
"Orandum est ut sit mens sana in corpore sano" (Sátira X, 356).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.