miércoles, 13 de mayo de 2015

Hoy decidí pelearles a mis posibilidades.



Hace tiempo había decidido amigarme con mis posibilidades . Mi comodidad duró ese tiempo y un traspié despertó mi arrepentimiento. Hoy decidí pelearles a mis posibilidades. Tengo un Maestro que me ayuda aun sabiendo un futuro de magro resultado. Está imprimiendo un optimismo maravilloso y se lo agradezco infinitamente. Y aquí voy metiendo entrenamiento como si fuese a mejorar a sabiendas de que lo mejor podrá ser poco. Sin embargo la vida me permite este esfuerzo y el reto del intento. Estas oportunidades, que no todos la tienen, no la puedo desaprovechar. Aún aplazado al final valdrá la pena. Significa mucho a esta altura del partido. Significa que nunca es tarde, que nunca debes dejar de soñar y que nunca debes rendirte. Y esto es lo que debemos hacer ... remendar el pesimismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.