sábado, 24 de febrero de 2018

El día que pasó.

El día que pasó no está adelante. No lo recuperaremos. La vida es un plazo fijo que se va comiendo los días hasta su vencimiento. Es importante reconocer y dimensionar esta realidad, poner los zapatos en el suelo y darse cuenta que no somos infinitos. Tan solo una brisa en el ventarrón histórico del universo. Entonces veamos como vamos a vivir este horizonte que aún nos queda. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.