martes, 6 de febrero de 2018

Cada mañana...

Cada mañana es vida! Nos renueva la posibilidad de oír los sonidos de la naturaleza, respirar aire puro, oler fragancias sutiles y mirar correr el mundo como si fuese la primera vez. Pero es solo una posibilidad. Debes tener la predisposición para disfrutar cada mañana. Que tu corazón agite alterado por la emoción de poder disfrutarlo. Que el vacío no lo ocupe. Que no sea nostalgia la vida que va pasando. Que la alegría lo ocupe y con fe y optimismo lo pueda transitar maravillosamente. Un día que merezca la pena ser vivido. Despierta a tiempo. Queda toda la vida por delante. No la pierdas en enredos imposibles. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.