lunes, 11 de noviembre de 2013

Motivaciones, metas....objetivos.


Alcanzar un objetivo es subir un piso por la escalera. Cada escalón es una meta. Es preferible concentrarse día a día en el escalón siguiente que en el piso inalcanzable. Cada pequeño paso será un logro importante que nos permitirá mirar hacia atrás y hacia arriba y no desistir del esfuerzo. Ser razonable con la meta propuesta es lo más importante. Si el objetivo inicial es muy presuntuoso podemos fracasar. Pequeños pasos nos conducirán al éxito del cambio pretendido. Ayudará mucho a lograr el objetivo ser dinámico y generar siempre nuevas motivaciones para subir el escalón siguiente. Cuando menos lo esperes habrás llegado al primer piso. Todos pueden. Pero depende de uno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.