viernes, 24 de noviembre de 2017

Cuando el almanaque corra más rápido...

Hay modificaciones fisiológicas, corporales y funcionales. Hay eventos más o menos complicados propios de la edad. Hay una disminución de la masa muscular, hay menos agua corporal y masa ósea. Para atenuar estos efectos debemos incrementar la actividad física y disminuir la ingesta de alimentos comparado con otras etapas de la vida, sin desmedro de la calidad. Hay una disminución del olfato, de la vista, del gusto y la audición, no vinculadas al estilo de vida, sobre las que hay que prestar atención. Llegar a muchos años saludablemente va de la mano de actividad física, positivismo mental, mejorar las relaciones, activarse en todos los sentidos, tener conexiones en las redes, universalizarse, vestirse cómodo y tener propósitos y sueños que le den sentido a la vida. La tercer edad no existe. Solo existe el tiempo que va pasando. No te rindas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.